• emiliejacquetton0

¿Cómo conseguir más oportunidades con la colaboración? Mi experiencia


Hace unas semanas di una charla en Biz Barcelona. Hoy, en este artículo, quiero compartir su contenido para ayudar a otros, más allá del evento.

En la charla explicaba cómo el hábito de colaborar me ha ayudado a lograr cosas que ni siquiera me esperaba: ahorrar tiempo, ganar dinero, cambiar de vida, sentir apoyo y conocer a personas maravillosas. Aqui te comparto el vídeo de la charla.

Aquí el resumen de la charla:

El mapeo que preparé para esa charla, donde presento varias opciones de colaboración que podemos crear siendo un autónomo, un directivo o un empresario, para atraer más oportunidades. No pretendo entrar en detalles, pero sí ofrecer una perspectiva y una breve introducción de lo que cada tipo de colaboración puede aportar a un negocio. De hecho es dividido los beneficios de la colaboración en 3 partes:


  • Inspiración para ayudar a preparar los cambios, a tomar decisiones o a encontrar apoyo.

  • Innovación apoyándose en el conocimiento, la experiencia de otros y nuestros equipos.

  • Expansión para lograr más apoyo en recursos humanos y desarrollar un negocio.


¿Y cómo nos podemos inspirar, innovar y expandir colaborando?

INSPIRACIÓN:

• Los masterminds

Un Mastermind es un grupo de conversación de entre 2 y 5 empresarios o autónomos con un mismo nivel de madurez, que se reúnen de forma periódica, y donde cada miembro comparte uno o varios retos de los que enfrenta en su propio negocio, dándose mutuamente consejos, soluciones, o simplemente otra visión. El grupo define un objetivo global como, por ejemplo, aumentar la facturación, lanzar un nuevo servicio, liderar mejor un equipo o incluso otros asuntos más personales. En función de la necesidad y del objetivo planteado, el Mastermind puede ser facilitado por un coach o integrar invitados esporádicos para ayudar en un tema concreto. Formar parte de un grupo con el cual sientes confianza es clave para el éxito del Mastermind y, por lo tanto, de sus miembros.

• Las comunidades de personas o profesionales

Una comunidad es un grupo de personas o una tribu que te inspira. Sus integrantes comparten una visión de futuro, un estilo de vida, formas de ser o de trabajar. Aunque todos los miembros de la comunidad no tienen por qué conocerse, se suele compartir conocimientos en eventos online o presenciales y comunicarse en grupos por Facebook, WhatsApp, Telegram, Signal, Clubhouse etc. Estos canales digitales permiten mantener un contacto, que se refuerza con la organización de eventos o encuentros recurrentes, ya sea a nivel local o internacional.

Pertenezco a varias comunidades desde hace varios años y la que más me nutre de conocimientos actualizados para mis proyectos profesionales es, desde luego, Ouishare una comunidad internacional. El motor de su creación fue la pasión por la economía colaborativa. La componemos en su mayoría una red de autónomos o profesionales, emprendedores que creemos en un futuro profesional más colaborativo y más abierto. No trabajamos juntos, aunque a veces podamos colaborar en un proyecto o evento común. Esa comunidad nos permite compartir dudas, contactos, inquietudes, coworkings, artículos interesantes, algunos memes, celebraciones y cervezas.

Si algunas causas te atraen, buscas inspiración para cambiar o iniciar un proyecto o nuevo modelo de negocio, no dudes en buscar esos grupos, esas comunidades que comparten tus mismos intereses y participar en sus encuentros, porque conocerás a personas que piensan como tú y que te inspirarán para avanzar en tu propia aventura con el apoyo de un entorno de confianza.

• Un coach

Cuando empiezo una consultoría con un cliente, es muy común que acabe dando al empresario una sesión de coaching, ya que abordar novedades empresariales puede generar dudas o provocar vértigo. En esos momentos, sienta muy bien aclararse, coger fuerza, lograr inspiración, motivación y tomar consciencia de nuestros talentos para lanzarnos hacia ese nuevo objetivo.

Un coach puede ayudar a desarrollar algunas competencias llamadas «blandas» (soft skills) que puedes necesitar para llevar mejor tu negocio y equipo, tales como lograr mayor competencia de liderazgo, ganar confianza, empatía, asertividad, tranquilidad, gestionar el tiempo, trabajar la procrastinación, los miedos, etc.

Es una buena opción para reflexionar y sellará tu propio compromiso por querer mejorar como persona y como profesional. No hace falta tener un coach constantemente, yo misma soy coach y cuando siento que algo no avanzó, que se viene un reto grande, me dejo acompañar algunas sesiones de la mano de otro coach.

• Formación

Cuando me preguntan cómo inicie mi cambio profesional, siempre contesto “formándome”. En estas formaciones en las cuales me lancé sobre innovación, sobre agilidad, Coaching, liderazgo etc..(algunas muy buenas otras no tantas) encontré personas que estaban en mi misma situación, en momentos de vida similares, con un objetivo de aprender y deseo de cambio. Ir a clase con otros es un nido de mucha información que circula sobre más formaciones, contactos, artículos o videos interesantes e inspiradores. Estos momento son también una incubadora de colaboraciones ya que es muy común que varios alumnos deciden crear un proyectos sea grande/pequeño a largo o corte plazo. Para mí conectar con estos compañeros de clase siempre ha sido increíblemente empoderador e inspirador

INNOVACIÓN:

Hoy en día, quien no innova o no se reinventa pone en riesgo quedarse atrás o estancado.

• Tus clientes

La primera fuente de innovación siempre serán tus clientes o tus potenciales clientes. Entender lo que quieren, saber traducir sus necesidades o problemas es, desde luego, el secreto. El mundo cada vez más complejo en el cual evolucionamos nos obliga, de alguna forma, a abrir el diálogo o a retomar ese diálogo que tal vez habíamos perdido por el camino de la revolución tecnológica.

Abrir espacios de intercambio, conversaciones con los clientes, que vayan más allá de las encuestas, facilitan la escucha y la empatía, una gran habilidad necesaria para comprender mejor al otro. Esa capacidad favorece el crecimiento de relaciones basadas en la confianza. Cuando nos sentimos escuchados con empatía y entendidos por otra persona, suele generarse en nosotros una gran sensación de bienestar, ¿verdad? A los clientes, a los alumnos, a los pacientes o a los usuarios de un negocio también les pasa lo mismo. Cuando no tienes claro por dónde innovar, es muy sencillo: habla con tus clientes, pregunta, potencia tu curiosidad, pídeles su opinión, insiste en aclarar sus necesidades y verás cómo se abre un camino más claro para innovar.

• Mentores y comité asesor

Un mentor es un profesional experto en una materia y te apoya de forma puntual o continua, pero no forma parte del día a día de tu empresa. Suele tener experiencia en ámbitos que tú no tienes y te asesora sobre temas como el management, aspectos legales, comunicación, financieros u otros aspectos vinculados a tu actividad.

Cuando tienes un grupo de mentores, puedes incluso crear con ellos un «comité asesor», lo cual es una práctica cada vez más común en el mundo de las startups, en las que los diferentes mentores aportan experiencia y conocimiento en ámbitos que desconoce el equipo de la startup, durante algunos encuentros anuales. El comité asesor suele estar compuesto por un grupo de personas expertas y externas a la empresa, en quienes confías, que creen en ti y a quienes les motiva tu proyecto.

En función del grado de implicación de un mentor o comité asesor, se puede acordar una compensación monetaria, un trueque a cambio de servicios o el acuerdo que se considere más adecuado. Esa relación puede evolucionar con el tiempo o limitarse a un plazo que tú consideres necesario.

Una empresaria, clienta mía, tiene 2 mentores. Es consciente de que la decisión final la tendrá siempre ella; sin embargo, sus mentores le aportan elementos para ayudarla a tomar sus decisiones importantes y le dan más seguridad.

• Agile coach

Un coach ágil acompaña en innovar con otros métodos organizativos, con una mentalidad más flexible, adaptada al mundo que nos rodea. Te ayudará a crear equipos autoorganizados que priorizan con criterio y velan por el avance fluido de los proyectos, de forma autónoma. Por otro lado, te ayudará a optimizar el tiempo con un marco de reuniones más estructuradas y simplificadas. Y, por último, te ayudará en la metodología de innovación trabajando por ciclos de trabajo, un factor clave para poder adaptarse en todo momento a posibles cambios.

• Tu equipo

Innovar requiere trabajar en equipo, en un mismo barco, y seguir una misma dirección. Los equipos con los cuales trabajamos suelen estar presentes en nuestro día a día y, por lo tanto, si algo nos molesta o nos incomoda, eso puede afectar nuestro día a día personal. ¿Quién no ha experimentado una mala relación en una empresa y no ha visto cómo esa situación contamina nuestra mente y aumenta el estrés, llegando incluso a provocar ansiedad? Si cuidamos la colaboración de nuestros equipos, innovaremos mejor y esto pasa por crear relaciones sanas.

Mi experiencia me ha enseñado que hay dos palancas mágicas para mejorar las relaciones laborales y que las dos pasan por aprender a comunicar mejor. La primera pasa por aprender a dar feedbacks constructivos a los compañeros y la pasa por saber abordar una conversación incómoda con una comunicación no violenta. Con tan solo estas dos habilidades, un equipo puede funcionar mejor y lograr un clima más saludable.

EXPANSIÓN:

Una empresa se puede expandir de dos formas: con más recursos humanos o con mayor negocio.

• Más recursos con las plataformas para reclutar a la carta, sin compromiso.

Un autónomo o empresario suele ser una persona multitarea, autodidacta y la inercia del día a día le lleva a veces a hacerlo todo: «Si lo hago yo, iré más rápido». No obstante, es interesante tener en cuenta que delegar algunas tareas a un experto externo puede permitir ahorrar una gran cantidad de nuestro valioso tiempo.

Para ello, el mundo de la «gig economy» puede ser una solución. Este nuevo modelo de economía ha nacido gracias al desarrollo de las tecnologías de la información, permitiendo la creación de nuevos trabajos y de nuevas formas de contratación, que consisten en realizar pequeños encargos de poca duración o bajo demanda. Ese sistema se ha consolidado con la aparición de plataformas en las cuales autónomos ofrecen a empresas servicios muy concretos.

Por mi parte, siendo autónoma, contrato bastante a otros profesionales a través de la plataforma Fiverr para trabajos muy puntuales como: corrección de textos, traducciones, creación de logos, optimización SEO de una página web, etc. El sistema de confianza de esta plataforma se basa, como muchas otras, en poder ver las opiniones de otros usuarios y contratar de forma segura. Con tan solo visitar la plataforma, se te abrirá un mundo de posibilidades para delegar tareas concretas a expertos que las harán de forma rápida. También existe malt.es, una plataforma en la cual se pueden encontrar freelancers más bien locales para trabajos específicos.

• Más negocio con las alianzas estratégicas y la “cooptencia”.

Una alianza estratégica es un acuerdo realizado entre varias organizaciones o profesionales que crean una sinergia para alcanzar un objetivo común, y siguen siendo independientes una de la otra como, por ejemplo: una empresa con una asociación, varios autónomos con competencias distintas que se unen para ofrecer un servicio, dos empresas de actividades complementarias, etc. En esa colaboración, las partes aportan competencias o recursos y sacan un beneficio propio. Este tipo de alianza también existe entre dos empresas competidoras. De hecho, Paavo Ritala, profesor de Estrategia e Innovación de la Universidad Tecnológica LUT (Finlandia) se centra en investigaciones sobre la innovación colaborativa y la renovación de las organizaciones, refiriéndose mucho a la «coopetición» o «coopetencia» (una combinación de las palabras «cooperación» y «competencia») que es una estrategia de colaboración entre dos empresas competidoras. Ritala comenta que «Los competidores tienden a enfrentar mercados similares y usan recursos y tecnologías similares. Por lo general, tienen que lidiar con desafíos similares. Por lo tanto, con el aumento de los costes de I+D y la competencia globalizadora, a menudo tiene sentido colaborar con los competidores en el desarrollo de productos, la innovación y la fabricación conjunta». Este tipo de colaboraciones existen entre grandes empresas y me parece interesante compartir esta visión aquí, para romper la barrera que se puedan sentir con la competencia, viéndola como un posible aliado y así abrirte a explorar posibles sinergias que podrían ser muy beneficiosas.

Espero haberte ayudado con este mapeo, comparto aquí mi charla de Biz Barcelona:

https://www.bizplayer.es/firabcn-app/index-detail.html?assetid=bb44ed1e-d8ad-4a60-b57b-4cd499d9e6d8

Emilie Jacquetton - Coach - Agile Coach - Cuidadora del cambio - Autora del libro: Innova con agilidad y valor humano


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo